Hornos de recocido | Hornos de tratamiento térmico

Los hornos de recocido Abbott proporcionan un mejor control sobre las relaciones de tiempo y temperatura para lograr las propiedades deseadas en áreas tales como maquinabilidad, trabajo en frío (recocido de proceso o recocido intermedio), estabilidad dimensional, así como propiedades eléctricas y mecánicas. Esto se puede aplicar a las aleaciones ferrosas y no ferrosas por igual.

Un horno de recocido es un equipo utilizado para calentar un material a temperaturas muy altas, para cambiar sus propiedades de dureza y resistencia. El recocido se asocia comúnmente con la fabricación de acero, para aliviar las tensiones internas que pueden provocar fallas en el servicio y para producir una estructura interna más uniforme u homogénea. Este proceso también se usa comúnmente con varios metales, vidrio y otros materiales para que sean menos frágiles y más manejables.

Abbott Furnace puede suministrar un horno para prácticamente cualquier operación de recocido, incluido el recocido final, completo, intermedio, parcial y de recristalización, en diferentes intervalos de tiempo y temperatura.

Características de los hornos de recocido:

Diseño especial de mufla

Utilizamos un diseño único de mufla de conductos que mejora la eficiencia de las versiones eléctricas y de gas de nuestros hornos de recocido.

Calefacción a gas o electricidad

Abbott Furnace Company ofrece ambos tipos de calefacción de horno, según sus necesidades.

Monitoreo y control

Ofrecemos sistemas computarizados de monitoreo y control que pueden supervisar varias funciones diferentes, entre ellas: temperatura del horno, flujo de la atmósfera, punto de rocío, contenido de oxígeno, control de carbono, velocidad de la banda, etc.

Abbott utiliza una variedad de sistemas para realizar estas funciones.

Abbott Furnace Company: Annealing Furnaces

INFORMACIÓN REQUERIDA